Home / Nacionales / Un cura pidió que no usaran barbijo en una misa: hay 22 contagiados de coronavirus y más de 900 aislados

Un cura pidió que no usaran barbijo en una misa: hay 22 contagiados de coronavirus y más de 900 aislados

Ocurrió en Justiniano Posse, Córdoba, donde no había casos desde marzo.

(1230175)

16/9/2020

La imprudencia y la desobediencia a las normas sanitarias para combatir el coronavirus hicieron que en Justiniano Posse, al sur de Córdoba, una misa desatara una ola de contagios y casi mil aislados. Testigos aseguran que el cura de la parroquia fue quien pidió que todos los asistentes se quitaran los barbijos.

Todo ocurrió el pasado 8 de septiembre, día que habitualmente se realiza la celebración patronal por el Día de la Virgen Niña. Esta vez, se había preparado un protocolo especial para no cancelar el evento, con distanciamiento y una cantidad máxima de personas. Pero nada de eso fue respetado.

En las últimas horas se difundieron imágenes desde adentro de la iglesia, con una enorme cantidad de gente y todos sin barbijo. ¿El resultado? 22 casos confirmados hasta la mañana de este miércoles y más de 900 aislados, muchos de ellos con síntomas.

Testigos aseguraron que el sacerdote fue quien alentó a que los presentes se quitaran los tapabocas, al decir que «quienes usaban barbijo eran miedosos y que no había que tener miedo a la muerte, porque los que se mueren se van antes con Dios«.

El intendente Gerardo Zuin, si bien no pudo confirmar la versión porque no estuvo en el lugar, declaró a Cadena 3 que «casi seguro haya dicho eso porque lo conozco».

Medios locales informan que el sacerdote es conocido por ser «totalmente antivacunas y anticuarentena» y eso lo demostraba en su perfil de Facebook, que eliminó en las últimas horas tras el escándalo desatado.

«Me enteré de este caso a través de comentarios de la gente. Incluso desde la Municipalidad ya habíamos intimado a la iglesia para que cumpla el protocolo», explicó el intendente, quien aseguró que la imprudencia estaba presente desde antes, en otras misas, porque el día de la peregrinación ya había gente con síntomas.

Fue Zuin quien contó cómo está la situación epidemiológica en Posse, una localidad que desde el comienzo de la pandemia sólo había registrado un par de casos por viajeros que llegaron desde el exterior, en marzo. Desde entonces formaba parte de la «zona blanca» de la provincia.

En el reporte del martes, el jefe comunal informó que tienen «un brote bastante notable» y contó que hay «903 possenses que continúan realizando el aislamiento obligatorio». Hasta ese momento eran 16 los casos confirmados, a los que este miércoles se sumaron otros seis.

Por su parte, el director del hospital Oscar Gómez habló con El Doce TV y confirmó que están a la espera de varios resultados más. «El martes se hicieron 32 hisopados más, estamos con bastante espera», apuntó. Y agregó: «El 80 por ciento de los contagios ocurrieron durante la misa y hay un 20 por ciento en investigación que no tienen nexo con esta situación».

Entre los positivos, señaló que hay una persona con factores de riesgo pero que se encuentra en buen estado de salud, en su domicilio, y varios adultos mayores entre los testeados.

«Yo no le puedo echar la culpa a nadie. Acá es una cuestión de responsabilidad social y de cada uno. Hubo una irresponsabilidad social de no seguir con las medidas de prevención, más en lugares cerrados, conglomerados de gente donde no se cumplió con las medidas de protección como distancia y barbijo», concluyó.

Por lo sucedido, el fiscal federal de Bell Ville, José María Uriarte, decidió actuar de oficio, luego de recibir una denuncia anónima, y ya trabaja en una investigación.

«Teníamos conocimiento de los casos positivos, pero no que eran circunstancia de la parroquia. A partir de esta llamada se toman esos dichos y se inicia la actuación», dijo a Cadena 3.

Fuente: clarin.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *